EDITORIAL: VALORACIÓN DE ANPE SOBRE LAS MOVILIZACIONES DEL 22 DE MAYO EN LA ENSEÑANZA.

ANPE Ourense, 23 de mayo de 2012.


Ayer, 22 de mayo, ANPE y el resto de los sindicatos representativos de educación a nivel de Estado convocaron al profesorado a una huelga y a movilizaciones contra los recortes educativos y en defensa de la enseñanza pública.

 

 

     Con independencia de la guerra de cifras sobre la participación en estas movilizaciones, es indudable que el profesorado se ha movilizado masivamente en toda España. La huelga tuvo un índice de seguimiento insólito para una convocatoria realizada a final de curso, teniendo en cuenta además que, en algunas comunidades autónomas, se sumaba a otras huelgas y movilizaciones que habían supuesto ya un duro castigo para las nóminas de los docentes. En todas las capitales de provincia, las manifestaciones realizadas ayer tuvieron un seguimiento multitudinario, incuestionable. Y la mayor parte del profesorado acudió a ellas únicamente en defensa de la enseñanza pública, sin otras exigencias.
Esta respuesta unánime de los docentes españoles contra los recortes que está sufriendo el sistema educativo desde que comenzó la crisis económica no puede ignorarse ni minimizarse. Los profesores se sienten profundamente descontentos y frustrados por la situación del sistema educativo, y alzaron su voz no solamente por la pérdida de sus condiciones laborales sino sobre todo – esto debe subrayarse- por el perjuicio indudable que estos recortes van a causar en la calidad de la enseñanza pública y en sus destinatarios: los alumnos.
El Gobierno de España debe escuchar este clamor del profesorado y entender las razones del mismo, que son muy explícitas y no pueden justificarse con el tópico de la ideología política.
Ayer mismo, en su comparecencia parlamentaria, el Ministro de Educación tendió una mano al diálogo. Es imperativo que este se lleve a cabo.

Para salir de la difícil situación en que nos encontramos sería importante:

  • Una declaración del Gobierno sobre el carácter excepcional y transitorio de estas medidas de ajuste. Tres mil millones de euros equivalen a medio billón de las antiguas pesetas. No es posible afirmar que un recorte presupuestario de esta envergadura no afectará a la calidad de la enseñanza. Si no se contemplan excepciones a estas medidas, para la Educación Infantil, la escuela rural, el primer ciclo de ESO, la Formación Profesional y la atención a los alumnos con dificultades, y se sigue incidiendo en esta política de recortes sin acometer las reformas que necesita el sistema educativo, se mantendrán las deficiencias del actual modelo LOGSE y LOE, que lastra desde hace décadas la educación española, con el agravante de las ratios aumentadas, menos profesores y una disminución de los recursos.
  • Un mensaje inequívoco de compromiso del Gobierno de España con la educación, de su voluntad de convertirla en política prioritaria como herramienta de futuro, y de reconocimiento a la insustituible función social que desempeña la enseñanza pública, que llega a todos los rincones del Estado y es la única que garantiza verdaderamente la igualdad de oportunidades y el derecho constitucional a la educación.
  • El compromiso de no abandonar al profesorado que está perdiendo su trabajo ni a los jóvenes con vocación docente a los que se impide acceder al sistema educativo. Debe garantizarse para los próximos años una amplia oferta de empleo público docente.
  • La apertura inmediata de la negociación del Estatuto Docente. Esta norma marco no podrá partir del empobrecimiento actual de las condiciones de trabajo del profesorado sino de la garantía del mantenimiento de sus derechos adquiridos y, a partir de ellos, con perspectiva de futuro, hacia el desarrollo de su carrera profesional.
  • La apertura del diálogo para la consecución de un pacto de mínimos entre el Estado y las comunidades autónomas que garantice la financiación para la educación. Este pacto deberá revisar inmediatamente la previsión de bajada del porcentaje de PIB destinado a Educación hasta el 3’9%, anunciada ya a la Unión Europea. En tiempos de bonanza económica, este porcentaje estuvo siempre por debajo de la media de la OCDE; con un 3´9% nos situaríamos en las posiciones de los países en vías de desarrollo.

ANPE acaba de dirigirse al Ministro de Educación para tender la mano a este diálogo que ofrece. Desde ANPE exigimos a las administraciones públicas que cesen los recortes, se inicie el diálogo con los representantes del profesorado para atemperar las medidas ya publicadas y se pongan en marcha las reformas que necesita un sistema educativo sobre el que tendremos que apoyarnos para afrontar el futuro.
 

 

ANPE, Sindicato Independiente.
Miércoles, 23 de mayo de 2012.

Campus Auriensis
Calendario Escolar