LA FEDERACIÓN DE SINDICATOS DE EDUCACIÓN Y SANIDAD DENUNCIA EL RETROCESO EN LA CALIDAD QUE TRAERÁN LOS NUEVOS RECORTES

ANPE Ourense, 12 de abril de 2012.


Los Sindicatos de Sanidad y Educación lamentan el claro incumplimiento del compromiso dado en reiteradas ocasiones pasadas de que no se iban a “tocar” las políticas sociales

 La Federación de Sindicatos de Educación y Sanidad, integrada por SATSE, CEMSATSE y ANPE, ha denunciado que el recorte de 10.000 millones de euros previsto por el Gobierno en Sanidad y Educación supondrá un nuevo e importante retroceso en la calidad educativa y sanitaria que se ofrece a los ciudadanos.

 

FSES ha advertido que las nuevas medidas de recorte previstas por el Ejecutivo español, y ya avanzadas por la Presidencia del Gobierno, suponen una “vuelta de tuerca más” a los sistemas sanitarios y educativos de nuestro país, que conllevará una peor calidad en los servicios y atención que reciben los ciudadanos.

 

La Federación también ha criticado que el Gobierno esté tomando todo tipo de decisiones sin contar con la opinión  y propuestas de los representantes legítimos de los profesores y los profesionales sanitarios. Para FSES, la única manera de conseguir mejoras y avances es propiciar un diálogo constructivo con las distintas partes implicadas.

 

Las organizaciones sindicales de Educación y Sanidad ANPE, SATSE y CEMSATSE,  han reiterado que se debería alcanzar un acuerdo o pacto en ambos ámbitos en el que se vean representados todos los intereses y suponga una base sólida para construir entre todos los modelos educativo y sanitario más acordes con las necesidades que tendrá nuestro país en el futuro.

 

FSES es muy consciente de que la grave situación económica que estamos viviendo obliga a tomar decisiones de calado para intentar superarla, pero entiende que el obligado ajuste presupuestario no debe afectar a políticas sociales básicas, como son la Educación y la Sanidad. Al respecto, considera que existen distintas alternativas para mejorar la situación que no afectan directamente a la atención que se presta a los ciudadanos.

 

De otro lado, la Federación ha lamentado las muestras de descoordinación y falta de rumbo del Gobierno, ya que, a su juicio, generan una mayor incertidumbre y desconfianza entre los propios profesionales  y los ciudadanos, así como el claro incumplimiento del compromiso dado en reiteradas ocasiones pasadas de que no se iban a “tocar” las políticas sociales.

 

 

Dado que la situación en los centros educativos y sanitarios continúa su deterioro progresivo,  FSES seguirá propiciando, como viene haciendo desde hace meses, una mayor movilización y concienciación entre los propios profesionales y ciudadanos con el objetivo de aunar esfuerzos en defensa de nuestros sistemas educativo y sanitario, o lo que es lo mismo, el actual Estado del Bienestar que tiene nuestro país.

 

En este sentido, la Federación de Sindicatos de Educación y Sanidad ha recordado que los intereses de los profesores y los profesionales sanitarios son los mismos que los de los ciudadanos, porque todos quieren la mejor atención posible, además de que si sus condiciones de trabajo empeoran también lo hacen los servicios que reciben ellos.

 

 

 

 

 

Campus Auriensis
Calendario Escolar